USCIS planea aumentar las tarifas de presentación

El 14 de noviembre de 2019, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó una regla propuesta en el Registro Federal que instruye a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) a aumentar las tarifas de presentación de numerosas solicitudes de beneficios de inmigración.  El 14 de noviembre de 2019 comienza un período de 30 días para permitir comentarios públicos.

USCIS es una de las pocas agencias federales financiadas por las tarifas de solicitud de los clientes.  El USCIS establece que “la ley federal requiere que el USCIS realice revisiones de tarifas bienales y recomiende los ajustes de tarifas necesarios para garantizar la recuperación del costo total de la administración de las leyes de inmigración de la nación”.

Desafortunadamente, este plan propuesto para aumentar las tarifas de presentación de USCIS no es una sorpresa, dados los esfuerzos de la administración Trump para limitar severamente la inmigración.  El plan incluye numerosos aumentos en las tarifas que indudablemente harán que sea más difícil para las personas solicitar beneficios de inmigración en el futuro.

Por ejemplo, el costo para solicitar la ciudadanía estadounidense aumentará de $ 725 a $ 1,170. Según Los Angeles Times, la nueva tarifa para la naturalización “totaliza aproximadamente un mes de ingresos brutos para un inmigrante que gana el salario mínimo federal”.

Si bien actualmente existe un proceso para que las personas soliciten una exención de tarifas si no pueden pagar las tarifas de presentación de USCIS, el plan propuesto “eliminaría una opción de tarifa reducida para las solicitudes de familias con ingresos entre 150% y 200% de la pobreza nivelar y eliminar casi por completo las exenciones para todos los demás”.

No hay duda de que este plan tiene como objetivo reducir la cantidad de personas que solicitan la naturalización que, de ser aprobadas, obtendrían el derecho al voto.  Los estudios han demostrado que los aumentos de tarifas anteriores redujeron las tasas de naturalización y afectaron desproporcionadamente a los inmigrantes latinos y de bajos ingresos.

Según el programa actual de tarifas de USCIS, las personas que solicitan ajustar el estado o convertirse en residentes permanentes legales (“titulares de la tarjeta verde”) deben presentar el Formulario I-485, que cuesta $ 1,140, ​​junto con una tarifa biométrica de $ 85 para la mayoría de los solicitantes, por un total de $ 1,225 .  Actualmente, los solicitantes también pueden presentar el Formulario I-765, Solicitud de Autorización de Empleo, y el Formulario I-131, Solicitud de Documento de Viaje, pueden presentarlos junto con el I-485 sin costo adicional.

La nueva regla requerirá que los solicitantes que quieran presentar simultáneamente el I-765 y el I-131 paguen $ 1,075 adicionales. Como resultado, el costo total de un paquete I-485, I-765 e I-131 aumentará de $ 1,225 a $ 2,195, un aumento del precio del 79 por ciento.

Es probable que la nueva regla propuesta genere una reprensión generalizada de los abogados y defensores de inmigración en todo el país, ya que es claramente otra táctica dirigida por la administración actual para obstaculizar la inmigración legal.

El asalto contra el asilo: grupos familiares

La administración presidencial actual ha estado involucrada en un asalto sin precedentes al derecho de solicitar asilo y de tener procedimientos adecuados para manejar las solicitudes de asilo.  Un ejemplo particularmente doloroso es la decisión del Fiscal General William Barr en un caso llamado Matter of  L-E-A-.  En este caso, el Fiscal General revocó la decisión de la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) y emitió su propia decisión de reemplazarla.

La decisión del Fiscal General dificulta que ciertas personas soliciten asilo.  Los solicitantes de asilo deben demostrar que la persecución que sufrieron en el pasado, o que temen en el futuro, se debe a una o más de las siguientes cinco razones:

  • raza
  • religión
  • nacionalidad
  • opinión política
  • membresía en un grupo social particular

La razón de la “membresía en un grupo social particular” es complicada.  Uno de esos grupos es la familia.  Por ejemplo, una persona puede ser blanco del gobierno de su país o de pandillas o grupos rebeldes en su país debido a su conexión con su familia.  Quizás el padre de la persona está involucrado en política, y el gobierno la atacó para tomar represalias contra las actividades políticas de su padre.  Durante años, la BIA y numerosos tribunales federales de apelaciones concluyeron que una persona como esta mujer es miembra del grupo social particular que consiste en su familia inmediata.  En otras palabras, sería elegible para solicitar asilo porque fue atacada por ser la hija de su padre.

En Matter of L-E-A-, el Fiscal General acaba de dificultar considerablemente que una persona como esta solicite asilo.  El Fiscal General indicó en la nueva opinión que si una persona reclama a la familia como un grupo social particular, ese grupo se establecerá para la solicitud de asilo solo si el grupo es “distinto en la sociedad”.   No es suficiente, según el Fiscal General, que la familia está “separada en el ojo del perseguidor”.  La familia debe ser percibida como distinta dentro de la sociedad.  El Fiscal General dice que “la familia promedio … es poco probable” que sea “reconocible por la sociedad en general”.

Si, en este momento, se rasca la cabeza y se pregunta qué quiere decir el Fiscal General, no está solo.  En mi opinión, el Fiscal General está tratando de cerrar la puerta a muchas personas que de otro modo tendrían solicitudes de asilo válidas.

Cambio repentino de políticas sobre acción diferida

USCIS anunció recientemente que dejará de manejar las solicitudes de “acción diferida” no militar.  La acción diferida es una forma de alivio temporal de la deportación para inmigrantes que enfrentan circunstancias especiales y a menudo potencialmente mortales.

Se informa que se otorgaron acciones diferidas para 20,000 inmigrantes de 2012 a 2016.  Las acciones diferidas no confieren un estatus legal a un inmigrante y no conducen a la residencia permanente.  Pero aquellos con acción diferida no tendrán procedimientos de expulsión iniciados contra ellos y serán considerados legalmente presentes en el país.  Una concesión de acción diferida tampoco excusa ningún período pasado de presencia ilegal.  Las solicitudes de acción diferida se manejan caso por caso y pueden renovarse y cancelarse en cualquier momento.

USCIS no dio aviso público por adelantado de este cambio en la política.  En cambio, las personas que han dependido durante mucho tiempo de esta forma de alivio de inmigración o que recientemente habían presentado solicitudes de acción diferida recibieron cartas de rechazo por correo de USCIS, indicando que la agencia ya no está procesando dichas solicitudes.  El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ahora asumirá la responsabilidad de estas solicitudes de acción diferida a pesar de que las cartas de denegación enviadas por el USCIS no declararon este hecho.  Además, ICE es una agencia que detiene y deporta a innumerables inmigrantes cada día.  Es comprensible que las personas sin estatus legal en los Estados Unidos duden en solicitar una acción diferida de la misma agencia que podría detenerlos y deportarlos.

Es importante tener en cuenta que esta política no afecta la acción diferida relacionada con miembros militares o DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia).  Sin embargo, esta política afectará negativamente a una población vulnerable de inmigrantes que es poco probable que tengan otra forma de ayuda de inmigración disponible, incluidos los niños que enfrentan condiciones médicas graves como cáncer, epilepsia, fibrosis quística y VIH y que no pueden regresar a sus propios países de forma segura.  Estas personas ahora estarán en riesgo de ser deportadas.

Este cambio repentino en la política es otro ataque dirigido por la Administración Trump contra la inmigración legal.  Cambios de política como este continúan colocando a los inmigrantes vulnerables, incluidas las personas con enfermedades potencialmente mortales, en riesgo de deportación.  Solo el tiempo dirá hasta dónde llegará esta administración para limitar injustamente las vías de alivio para los inmigrantes en los Estados Unidos.

El cambio (¡malo!) de la administración Trump sobre la “carga pública”

El término “carga pública” se usa en la ley de inmigración para referirse a una persona que probablemente dependerá principalmente del gobierno para recibir asistencia mediante la recepción de asistencia en efectivo o atención a largo plazo a expensas del gobierno.

Se considera si es probable que alguien se convierta en una carga pública cuando una persona solicita una visa de no inmigrante o inmigrante para ingresar a los Estados Unidos y cuando solicita un ajuste de estatus (para obtener una tarjeta verde).  Un oficial de inmigración debe observar la totalidad de las circunstancias al decidir si una persona se convertirá en una carga pública.  Pueden considerar factores como la edad, la salud, el estado familiar, los activos, los recursos, el estado financiero y la educación y las habilidades en su análisis general.  Cualquier persona que se considere una carga pública no podrá obtener el beneficio de inmigración que está buscando.

El 10 de octubre de 2018, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) introdujo una nueva regla con respecto a la carga pública.  La regla pronto entrará en vigencia.  Es probable que la regla afecte negativamente a muchos inmigrantes al expandir la lista de programas financiados con fondos públicos que los oficiales pueden considerar al decidir si alguien se convertirá en una carga pública.  Según la regla propuesta, el uso pasado y actual de Medicaid, el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, anteriormente conocido como Cupones para Alimentos), la asistencia de vivienda de la Sección 8 y el Subsidio por Bajos Ingresos para el beneficio de medicamentos recetados de la Parte D de Medicare se pueden usar como evidencia de que un solicitante de tarjeta verde o visa es inadmisible bajo la carga pública.

La propuesta del DHS también permitiría a los oficiales de inmigración considerar el dominio del inglés y el uso de toda la ayuda en efectivo, incluidos los programas de asistencia en efectivo estatales y locales.

Bajo la regla del DHS, se consideraría no solo si un solicitante era tan pobre que probablemente recibiría ciertos beneficios del gobierno de los EE.UU., sino también si el solicitante ya recibió estos beneficios.

Si bien la regla propuesta por el DHS sigue en desarrollo, el Departamento de Estado ya ha revisado el Manual de Asuntos Exteriores para ajustar el análisis de la carga pública.  Los consulados de EE.UU.  En todo el mundo ya han estado aplicando estas nuevas políticas, lo que ha llevado a un aumento en la denegación de visas.  Desde octubre de 2018 hasta julio de 2019, el Departamento de Estado ha denegado 5.343 solicitudes de visa de inmigrante para ciudadanos mexicanos por motivos de carga pública.  ¡Eso es más que solo siete negaciones en 2016!

Los consulados de EE.UU.  En otros países también han comenzado a denegar a más solicitantes de visa por motivos de carga pública.  Por ejemplo, los consulados de EE.UU.  en Bangladesh y Pakistán rechazaron a más de 2.700 solicitantes en el año fiscal más reciente, un fuerte aumento con respecto a años anteriores.

Este nuevo cambio en la evaluación de la carga pública es solo una de las numerosas acciones que la Administración ha tomado y continuará para restringir la inmigración a los Estados Unidos.  Lamentablemente, muchas familias inmigrantes están sufriendo los efectos.

La marihuana legalizada y las consecuencias de la inmigración

Varios estados han iniciado el proceso de legalización del uso de la marihuana.  En noviembre de 2018, Michigan aprobó una propuesta que permite que la marihuana se regule de manera similar al alcohol.

La posesión de marihuana, sin embargo, sigue siendo un delito federal y puede llevar a varias consecuencias de inmigración.  Con la inmigración, lo que cuenta es la ley federal.  Incluso si la conducta está permitida por la ley estatal, se le puede negar la entrada a los Estados Unidos a un no ciudadano que admite a un funcionario de inmigración que ha tenido marihuana, se le puede negar su solicitud de ajuste de estado o naturalización, o incluso se le puede encontrar deportable.  Esto incluye la posesión de marihuana con fines médicos.

Los no ciudadanos pueden ser declarados inadmisibles si han sido condenados o admiten haber cometido una violación de cualquier ley relacionada con una sustancia controlada.  Esto incluye la posesión de marihuana.

Existe un perdón estrecho para este problema, pero solo para una ofensa de posesión simple de 30 gramos o menos de marihuana, y el no ciudadano debe cumplir con otros requisitos estrictos para calificar para este perdón.

E incluso un no ciudadano que ha sido admitido en los Estados Unidos, por ejemplo, como residente permanente, visitante o estudiante, puede ser deportado por cualquier delito relacionado con las drogas, excepto por una sola ofensa relacionada con la posesión para uso personal de 30 gramos o menos de marihuana.

Para los no ciudadanos, es muy importante entender las consecuencias de la posesión de marihuana.  Los no ciudadanos deben tener cuidado cuando un funcionario de inmigración o un médico les pregunten sobre el uso de la marihuana en una entrevista de visa médica.  Como se describió anteriormente, el mero hecho de admitir la posesión de marihuana puede resultar en la inadmisibilidad de los Estados Unidos.

Si usted es inadmisible en los Estados Unidos y está solicitando la entrada al país, no se le permitirá ingresar al país a menos que califique para un perdón y posteriormente se le apruebe para dicho perdón.  Si solicita un ajuste de estado y se le considera inadmisible, su solicitud será denegada a menos que califique y también obtenga una aprobación del perdón.

Para los solicitantes de naturalización, también es importante comprender las consecuencias que la posesión de marihuana trae consigo.  El USCIS podría negar la solicitud de naturalización de un residente permanente que tiene solo una condena por simple posesión de marihuana para uso personal en los últimos cinco años.

Los no ciudadanos deben prestar atención cuando se trata de la posesión de marihuana.  Incluso si vive en un estado donde el uso de la marihuana está legalizado, aún podría enfrentar graves consecuencias migratorias porque la posesión de marihuana sigue siendo un delito federal.

Ciudadanía para los Hijos e Hijastros

Si usted está en el proceso de convertirse en ciudadano de los Estados Unidos, también llamado naturalizarse, probablemente se esté preguntando qué significará su naturalización para sus hijos si aún no son ciudadanos de los Estados Unidos.  Es posible que sus hijos o hijastros se conviertan en ciudadanos americanos automáticamente cuando usted se convierta, pero su familia tiene que cumplir con los criterios específicos para que pase esto.  Los criterios para que un hijo biológico se convierta en ciudadano automáticamente cuando usted se convierta también aplica a su hijastro, pero hay algunos requisitos extras para los hijastros.

Hijos Biológicos: Para que su hijo biológico gane la ciudadanía automáticamente cuando usted se convierta, las siguientes condiciones tienen que aplicar:

  1. El hijo tiene que tener un padre quien es ciudadano americano, entonces ese sería usted una vez que usted haya jurado en su ceremonia de naturalización.
  2. El hijo tiene que tener menos que 18 años cuando usted se naturalice.
  3. El hijo tiene que ser un residente legal permanente, lo que significa que el hijo es titular de una tarjeta de residencia permanente.
  4. El hijo tiene que residir en los Estados Unidos en la custodia legal y física del padre quien es ciudadano americano. Eso significa que usted, el padre aplicando para la ciudadanía, tiene que ser guardián legal de su hijo.  Adicionalmente, el hijo tiene que estar viviendo con usted.

Si su hijo biológico cumple con todo de estos cuatro criterios, el hijo se convertirá en ciudadano americano cuando usted se convierta y puede recibir un certificado de ciudadanía y un pasaporte de los Estados Unidos.  Sin embargo, si el hijo se falta sólo uno de los requisitos anteriores, él o ella tiene que solicitar ciudadanía en su propia después de ser residente permanente por 5 años, o 3 años si él o ella  ha estado casado con un ciudadano americano y ha sido residente permanente por 3 años.

Hijastros: Como se indicó anteriormente, para ganar ciudadanía automáticamente cuando usted se naturalice, su hijastro tiene que cumplir con todos los mismos criterios que su hijo biológico, más algunos más.  Lo única manera en que su hijastro puede ganar automáticamente la ciudadanía cuando usted se convierta es si su familia cumple con todos los siguientes requisitos:

  1. El hijo debe haber estado bajo la custodia legal y física del padrastro residente permanente por al menos 2 añ Esto significa que usted tiene que haber adoptado legalmente a su hijastro hace más de 2 años y haber vivido en la misma casa de él o ella por al menos 2 años.
  2. El hijo debe haber tenido menos de 16 años cuando estuvo adaptado legalmente por usted.
  3. La relación padre-hijo del hijo con su padre anterior tiene que ser terminada. Por ejemplo, si usted está casado con la madre del hijo, usted tendría que estar seguro que el hijo ya no está bajo la custodia legal del padre.
  4. El hijo tiene que tener un padre quien es ciudadano americano, entonces ese sería usted una vez que usted haya jurado en su ceremonia de naturalización.
  5. El hijo tiene que tener menos de 18 años cuando usted se naturalice.
  6. El hijo tiene que ser un residente legal permanente, lo que significa que el hijo es titular de una tarjeta de residencia permanente.
  7. El hijo tiene que residir en los Estados Unidos en la custodia legal y física del padre quien es ciudadano americano. Eso significa que usted, el padre aplicando para la ciudadanía, tiene que ser guardián legal de su hijo.  Claro que usted ya sería el guardián legal si adoptó a su hijastro. Adicionalmente, el hijo tiene que estar viviendo con usted.

La principal diferencia entre ganar la ciudadanía automática cuando usted se convierta para su hijo biológico y su hijastro es que usted debe haber adoptado legalmente a su hijastro hace al menos 2 años, y también tiene que haber vivido con él o ella hace al menos 2 años.  Sólo si usted cumple con todos de los siete criterios su hijastro puede convertirse automáticamente en ciudadano americano cuando usted se convierta.

¿Qué pasa si su hijastro no cumple con todos  los requisitos anteriores?  Usted aún puede solicitar que su hijastro se convierta en residente permanente, incluso si no ha sido adoptado legamente o no ha vivido con él  o ella.  Usted puede hacer esto si están dentro de o afuera del país.  Un abogado de inmigración le puede ayudar a usted a través de este proceso para obtener el estatus de residente permanente de su hijastro, para que un día él o ella puede solicitar la ciudadanía.

Vea nuestra entrada de blog, “Los Beneficios de la Ciudadanía,” si usted quiere aprender sobre las ventajas sus hijos e/o hijastros tendrán si ellos también se conviertan en ciudadanos.

Se requiere paciencia

¿Es usted una persona que tiene una residencia permanente condicional? ¡Lo invitamos tener mucha paciencia! Si contrajo matrimonio con un (a) ciudadano (a) americano (a) y obtuvo la residencia permanente a menos de dos años de su matrimonio, entonces su residencia permanente es condicional. Lo cual significa que su primera tarjeta de residencia permanente tiene una vigencia de dos años. Tres meses antes de que se venza, tendrá que entregar una petición de remover las condiciones de residencia permanente.

Dependiendo de la ciudad en la que viva su solicitud será procesada por uno de los cuatro centros de USCIS especializados en estas peticiones. El tiempo que le toma a cada uno de los centros procesar su solicitud varia de 14.5 a 23 meses. En algunos casos, el trámite puede tardar hasta 43 meses. Sí, leyó bien, el trámite puede tardar 3 años y 7 meses.

Normalmente, a los pocos días o semanas de que USCIS reciba su petición, le enviarán un recibo por el pago de derechos en el que le asignan un número de folio a su solicitud. Asimismo, USCIS le otorgará una extensión de 18 meses a su residencia permanente a partir de que se venza tu tarjeta de residencia permanente.

Lamentablemente, algunos solicitantes han tenido largas semanas que se convierten en meses para recibir esa importante notificación en la que USCIS les otorga una extensión de 18 meses a sus residencias permanentes. Entendemos que eso crea incertidumbre en esos solicitantes, especialmente en aquellos que desean o necesitan viajar al extranjero.

USCIS está constantemente modernizando y automatizando sus procesos. Diariamente, procesa miles de solicitudes y entre los errores humanos o de computadoras, debe prepararse mentalmente para que tener que esperar por lo menos 14.5 meses para la aprobación de su trámite. Al final del cual tendrá su segunda tarjeta de residencia permanente, ahora con una vigencia de 10 años.

Cuando los solicitantes de remover condiciones están en esa larga espera, pueden simultáneamente hacer la aplicación para la ciudadanía. De hecho eso puede apresurar su trámite. Ya que cuando se hace la solicitud de naturalización se tiene la oportunidad de proveer más evidencia que refuerce la petición de remover las condiciones. Parte del proceso en ambas incluye un entrevista. Por lo que USCIS realiza ambas entrevistas en la misma fecha.

Algunas ventajas de naturalizarse son que se convertirá en un ciudadano (a) americano (a), podrá votar y, obtener un pasaporte de Estados Unidos. Por lo que nunca más tendrá que renovar una tarjeta de residencia permanente.

Probando que Ud. es Ciudadano de los EE.UU.

Algunas personas son en realidad ciudadanos de los EE.UU., pero no se dan cuenta.

Si Ud. nació fuera de los Estados Unidos, es posible que Ud. sea un ciudadano de los EE.UU. si uno o ambos de sus padres sea o haya sido ciudadano de los EE.UU.. La cuestión de si o no Ud. es un ciudadano de los EE.UU. está determinado por las leyes de EE.UU. que estaban en vigor el día de su nacimiento.

Bajo la sección “Recursos” de nuestro sitio web, tenemos algunos documentos breves que describen distintos aspectos de la Ley de Inmigración.

ICE abre nueva instalación en Sault Ste. Marie

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) abrió una nueva instalación permanente en Sault Ste. Marie, Michigan.  La instalación establecerá una presencia más fuerte de aplicación para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en el norte de Michigan.

Haga clic aquí para un breve artículo acerca de la nueva instalación.