La marihuana legalizada y las consecuencias de la inmigración

Varios estados han iniciado el proceso de legalización del uso de la marihuana.  En noviembre de 2018, Michigan aprobó una propuesta que permite que la marihuana se regule de manera similar al alcohol.

La posesión de marihuana, sin embargo, sigue siendo un delito federal y puede llevar a varias consecuencias de inmigración.  Con la inmigración, lo que cuenta es la ley federal.  Incluso si la conducta está permitida por la ley estatal, se le puede negar la entrada a los Estados Unidos a un no ciudadano que admite a un funcionario de inmigración que ha tenido marihuana, se le puede negar su solicitud de ajuste de estado o naturalización, o incluso se le puede encontrar deportable.  Esto incluye la posesión de marihuana con fines médicos.

Los no ciudadanos pueden ser declarados inadmisibles si han sido condenados o admiten haber cometido una violación de cualquier ley relacionada con una sustancia controlada.  Esto incluye la posesión de marihuana.

Existe un perdón estrecho para este problema, pero solo para una ofensa de posesión simple de 30 gramos o menos de marihuana, y el no ciudadano debe cumplir con otros requisitos estrictos para calificar para este perdón.

E incluso un no ciudadano que ha sido admitido en los Estados Unidos, por ejemplo, como residente permanente, visitante o estudiante, puede ser deportado por cualquier delito relacionado con las drogas, excepto por una sola ofensa relacionada con la posesión para uso personal de 30 gramos o menos de marihuana.

Para los no ciudadanos, es muy importante entender las consecuencias de la posesión de marihuana.  Los no ciudadanos deben tener cuidado cuando un funcionario de inmigración o un médico les pregunten sobre el uso de la marihuana en una entrevista de visa médica.  Como se describió anteriormente, el mero hecho de admitir la posesión de marihuana puede resultar en la inadmisibilidad de los Estados Unidos.

Si usted es inadmisible en los Estados Unidos y está solicitando la entrada al país, no se le permitirá ingresar al país a menos que califique para un perdón y posteriormente se le apruebe para dicho perdón.  Si solicita un ajuste de estado y se le considera inadmisible, su solicitud será denegada a menos que califique y también obtenga una aprobación del perdón.

Para los solicitantes de naturalización, también es importante comprender las consecuencias que la posesión de marihuana trae consigo.  El USCIS podría negar la solicitud de naturalización de un residente permanente que tiene solo una condena por simple posesión de marihuana para uso personal en los últimos cinco años.

Los no ciudadanos deben prestar atención cuando se trata de la posesión de marihuana.  Incluso si vive en un estado donde el uso de la marihuana está legalizado, aún podría enfrentar graves consecuencias migratorias porque la posesión de marihuana sigue siendo un delito federal.

Ciudadanía para los Hijos e Hijastros

Si usted está en el proceso de convertirse en ciudadano de los Estados Unidos, también llamado naturalizarse, probablemente se esté preguntando qué significará su naturalización para sus hijos si aún no son ciudadanos de los Estados Unidos.  Es posible que sus hijos o hijastros se conviertan en ciudadanos americanos automáticamente cuando usted se convierta, pero su familia tiene que cumplir con los criterios específicos para que pase esto.  Los criterios para que un hijo biológico se convierta en ciudadano automáticamente cuando usted se convierta también aplica a su hijastro, pero hay algunos requisitos extras para los hijastros.

Hijos Biológicos: Para que su hijo biológico gane la ciudadanía automáticamente cuando usted se convierta, las siguientes condiciones tienen que aplicar:

  1. El hijo tiene que tener un padre quien es ciudadano americano, entonces ese sería usted una vez que usted haya jurado en su ceremonia de naturalización.
  2. El hijo tiene que tener menos que 18 años cuando usted se naturalice.
  3. El hijo tiene que ser un residente legal permanente, lo que significa que el hijo es titular de una tarjeta de residencia permanente.
  4. El hijo tiene que residir en los Estados Unidos en la custodia legal y física del padre quien es ciudadano americano. Eso significa que usted, el padre aplicando para la ciudadanía, tiene que ser guardián legal de su hijo.  Adicionalmente, el hijo tiene que estar viviendo con usted.

Si su hijo biológico cumple con todo de estos cuatro criterios, el hijo se convertirá en ciudadano americano cuando usted se convierta y puede recibir un certificado de ciudadanía y un pasaporte de los Estados Unidos.  Sin embargo, si el hijo se falta sólo uno de los requisitos anteriores, él o ella tiene que solicitar ciudadanía en su propia después de ser residente permanente por 5 años, o 3 años si él o ella  ha estado casado con un ciudadano americano y ha sido residente permanente por 3 años.

Hijastros: Como se indicó anteriormente, para ganar ciudadanía automáticamente cuando usted se naturalice, su hijastro tiene que cumplir con todos los mismos criterios que su hijo biológico, más algunos más.  Lo única manera en que su hijastro puede ganar automáticamente la ciudadanía cuando usted se convierta es si su familia cumple con todos los siguientes requisitos:

  1. El hijo debe haber estado bajo la custodia legal y física del padrastro residente permanente por al menos 2 añ Esto significa que usted tiene que haber adoptado legalmente a su hijastro hace más de 2 años y haber vivido en la misma casa de él o ella por al menos 2 años.
  2. El hijo debe haber tenido menos de 16 años cuando estuvo adaptado legalmente por usted.
  3. La relación padre-hijo del hijo con su padre anterior tiene que ser terminada. Por ejemplo, si usted está casado con la madre del hijo, usted tendría que estar seguro que el hijo ya no está bajo la custodia legal del padre.
  4. El hijo tiene que tener un padre quien es ciudadano americano, entonces ese sería usted una vez que usted haya jurado en su ceremonia de naturalización.
  5. El hijo tiene que tener menos de 18 años cuando usted se naturalice.
  6. El hijo tiene que ser un residente legal permanente, lo que significa que el hijo es titular de una tarjeta de residencia permanente.
  7. El hijo tiene que residir en los Estados Unidos en la custodia legal y física del padre quien es ciudadano americano. Eso significa que usted, el padre aplicando para la ciudadanía, tiene que ser guardián legal de su hijo.  Claro que usted ya sería el guardián legal si adoptó a su hijastro. Adicionalmente, el hijo tiene que estar viviendo con usted.

La principal diferencia entre ganar la ciudadanía automática cuando usted se convierta para su hijo biológico y su hijastro es que usted debe haber adoptado legalmente a su hijastro hace al menos 2 años, y también tiene que haber vivido con él o ella hace al menos 2 años.  Sólo si usted cumple con todos de los siete criterios su hijastro puede convertirse automáticamente en ciudadano americano cuando usted se convierta.

¿Qué pasa si su hijastro no cumple con todos  los requisitos anteriores?  Usted aún puede solicitar que su hijastro se convierta en residente permanente, incluso si no ha sido adoptado legamente o no ha vivido con él  o ella.  Usted puede hacer esto si están dentro de o afuera del país.  Un abogado de inmigración le puede ayudar a usted a través de este proceso para obtener el estatus de residente permanente de su hijastro, para que un día él o ella puede solicitar la ciudadanía.

Vea nuestra entrada de blog, “Los Beneficios de la Ciudadanía,” si usted quiere aprender sobre las ventajas sus hijos e/o hijastros tendrán si ellos también se conviertan en ciudadanos.

Los beneficios de la ciudadania

Si ha sido residente permanente por más de cinco años, o tres años si usted está casado con un ciudadano(a) americano(a), usted debe considerar naturalizarse.  Algunas de las ventajas de convertirse en ciudadano americano son derecho a votar, postularse para un cargo público, trabajar en el gobierno, e incluso cambiarse su nombre. Convertirse en ciudadano, también conocido como naturalización, también le puede proteger de la deportación, la de que incluso residentes permanentes están en riesgo.Tal vez el beneficio más importante de convertirse en ciudadano americano es  el derecho de votar para elegir representantes.  Cuando las personas tienen el derecho de elegir quien los va a representar, es una manera de participar activamente enel desarrollo de sus comunidades.  Cuando los votantes hacen un voto razonado en las elecciones locales, años después es posible que puedan votar por la misma persona en elecciones estatales o federales.  En las elecciones intermedias del 2018 fueron elegidas más mujeres que nunca antes.  Esto es un claro ejemplo de como votantes razonados influyen en el futuro del país.  ¡Nuevos ciudadanos también pueden participar para ser candidatos en elecciones!

Otra razón crucial para naturalizar es que ciudadanos americanos condenados por delitos no enfrentan consecuencias de deportación.  Sin embargo, no ciudadanos, incluidos residentes permanentes, pueden ser deportados por una variedad de delitos como violar leyes de drogas, violencia doméstica, robo en una tienda, un delito grave agravado, y otros delitos mayores y menores.  Incluso si el crimen fue cometido hace décadas, motivos legales para la deportación existen para no ciudadanos.  Convertirse en un ciudadano americano le dará la tranquilidad de que cualquier delito de su pasado no ocasionará a una orden de deportación en el presente.

También, un requisito para algunos trabajos del gobierno es ser un ciudadano estadounidense.  Aunque su educación o experiencia laboral se alta, usted no podrá obtener ciertos trabajos en el gobierno o para contratistas del gobierno si ese trabajo requiere que el solicitante sea ciudadano americano.  Si usted se hace ciudadano americano, usted tendrá más opciones para solicitar trabajos.

Finalmente, si a usted no le gusta su segundo nombre o ha tenido problemas porque su(s) nombre(s) o apellido(s) son constantemente escritos mal o pronunciados incorrectamente, usted tendrá la oportunidad de cambiarlo(s) cuando solicite su naturalización.  Lo mejor de eso es que usted no tendrá que pagar extra por hacerlo.  Usted podrá incluso cambiarlo(s) por uno(s) totalmente diferente.

No posponga la aplicación para su naturalización.  Incluso si usted ha tenido encuentros con la ley diferentes de multas de tráfico, posiblemente puede que usted sea elegible para naturalización.  Dependiendo del país de su nacionalidad, usted podría tener dos nacionalidades.  Un abogado de inmigración puede ayudarle a solicitar la naturalización, para que pueda protegerse de la deportación y tener las ventajas que le brindará la ciudadanía estadounidense.

Se requiere paciencia

¿Es usted una persona que tiene una residencia permanente condicional? ¡Lo invitamos tener mucha paciencia! Si contrajo matrimonio con un (a) ciudadano (a) americano (a) y obtuvo la residencia permanente a menos de dos años de su matrimonio, entonces su residencia permanente es condicional. Lo cual significa que su primera tarjeta de residencia permanente tiene una vigencia de dos años. Tres meses antes de que se venza, tendrá que entregar una petición de remover las condiciones de residencia permanente.

Dependiendo de la ciudad en la que viva su solicitud será procesada por uno de los cuatro centros de USCIS especializados en estas peticiones. El tiempo que le toma a cada uno de los centros procesar su solicitud varia de 14.5 a 23 meses. En algunos casos, el trámite puede tardar hasta 43 meses. Sí, leyó bien, el trámite puede tardar 3 años y 7 meses.

Normalmente, a los pocos días o semanas de que USCIS reciba su petición, le enviarán un recibo por el pago de derechos en el que le asignan un número de folio a su solicitud. Asimismo, USCIS le otorgará una extensión de 18 meses a su residencia permanente a partir de que se venza tu tarjeta de residencia permanente.

Lamentablemente, algunos solicitantes han tenido largas semanas que se convierten en meses para recibir esa importante notificación en la que USCIS les otorga una extensión de 18 meses a sus residencias permanentes. Entendemos que eso crea incertidumbre en esos solicitantes, especialmente en aquellos que desean o necesitan viajar al extranjero.

USCIS está constantemente modernizando y automatizando sus procesos. Diariamente, procesa miles de solicitudes y entre los errores humanos o de computadoras, debe prepararse mentalmente para que tener que esperar por lo menos 14.5 meses para la aprobación de su trámite. Al final del cual tendrá su segunda tarjeta de residencia permanente, ahora con una vigencia de 10 años.

Cuando los solicitantes de remover condiciones están en esa larga espera, pueden simultáneamente hacer la aplicación para la ciudadanía. De hecho eso puede apresurar su trámite. Ya que cuando se hace la solicitud de naturalización se tiene la oportunidad de proveer más evidencia que refuerce la petición de remover las condiciones. Parte del proceso en ambas incluye un entrevista. Por lo que USCIS realiza ambas entrevistas en la misma fecha.

Algunas ventajas de naturalizarse son que se convertirá en un ciudadano (a) americano (a), podrá votar y, obtener un pasaporte de Estados Unidos. Por lo que nunca más tendrá que renovar una tarjeta de residencia permanente.

Favor de considerar la naturalización

Si usted es un residente permanente, usted podría ser elegible para solicitar la naturalización – el proceso de convertirse en un ciudadano de EE.UU. Hay muchas razones de peso para considerar la solicitud de naturalización.

Aquí hay algunas cosas que sólo los ciudadanos estadounidenses son elegibles para hacer:

  • presentar peticiones de residencia permanente (tarjeta verde) para su madre, padre, hermano, hermana o hijo o hija casado.
  • ayudar a su cónyuge, padres o hijos solteros menores de 21 años para convertirse en residentes permanentes más rápidamente que los residentes permanentes son capaces de hacer.
  • votar en elecciones al nivel nacional, estatal, y local.
  • ser candidato a cargos de elección popular.
  • obtener determinados trabajos que requieren que los solicitantes sean ciudadanos de Estados Unidos.

Otro beneficio importante de la ciudadanía EE.UU. es algo que muchos de nosotros no tienen en cuenta mucho, pero que podría llegar a causar un problema muy grande:

  • los ciudadanos estadounidenses no pueden ser deportados de los Estados Unidos.

Supongamos que usted está involucrado en un incidente que da lugar a una condena penal. Como todos sabemos, a veces las personas se les acusa de delitos que no cometieron. En otros momentos, de repente puede ser colocado en una situación estresante, y hacemos una mala elección. También podría suceder a cometer un crimen sin ser conscientes de que lo que hemos hecho es ilegal. La verdad es que, a pesar de que nunca se podría considerar hacer nada ilegal, cualquiera de nosotros podría terminar con una condena penal. Un residente permanente que ha sido acusado de un delito o que tiene una condena penal debe consultar inmediatamente con un abogado de inmigración para determinar si hay posibles consecuencias de la deportación de una condena penal. Por otro lado, una persona que ya es un ciudadano de EE.UU. en el momento del incidente se produce no se enfrentará a las consecuencias de deportación.

Algunos de los requisitos de elegibilidad de naturalización son:

  • ser residente permanente por lo menos 4 años y 9 meses (o 2 años y 9 meses si usted es casado con, y vive con, un ciudadano de EE.UU. para la totalidad de los 2 años y 9 meses).
  • presentar las declaraciones de impuestos federales cada año, si usted está obligado a hacerlo en virtud de las leyes fiscales de Estados Unidos.
  • ha estado físicamente presente en los Estados Unidos por lo menos la mitad de los 5 años más recientes (3 años si está casado con, y vive con, un ciudadano de EE.UU. para la totalidad de los 3 años).

Estos son sólo algunos de los requisitos de elegibilidad. Si está pensando en la naturalización, por favor, póngase en contacto con nuestra oficina. Estaríamos encantados de trabajar con usted.