Nuevo requisito de seguro de salud para una visa de inmigrante

NOTA: Las órdenes judiciales federales han bloqueado temporalmente la implementación de esta regla. Tendremos que estar atentos para averiguar cómo los tribunales resuelven el problema.

La Administración Trump anunció recientemente una “proclamación presidencial” que entrará en vigencia el 3 de noviembre de 2019.  La proclamación requiere que ciertas personas demuestren que obtendrán un seguro de salud dentro de los 30 días de ingresar a los Estados Unidos, o que tienen suficiente dinero para cubrir sus costos de atención médica.  El nuevo requisito solo afecta a ciertas personas que solicitan visas de inmigrante en consulados estadounidenses fuera de los Estados Unidos.  Las personas que obtienen visas de inmigrante se convierten en residentes permanentes al ingresar a los Estados Unidos.

¿Quién no está sujeto a la nueva regla?

Primero, hablemos de las personas que no se verán afectadas por este nuevo requisito.  La proclamación no afecta:

  • personas menores de 18 años, a menos que estén acompañando a un padre or madre que también está solicitando una visa de inmigrante y que está sujeto a la proclamación
  • hijos de ciudadanos estadounidenses
  • personas adoptadas por ciudadanos estadounidenses
  • padres de ciudadanos estadounidenses, siempre que el “patrocinador demuestre a satisfacción del funcionario consular” que su atención médica “no impondrá una carga sustancial” en el sistema de atención médica de EE.UU.
  • personas que no solicitan visas de inmigrante.

¿Cómo cumplen los solicitantes el nuevo requisito?

Los solicitantes de visas de inmigrantes que están sujetos a la nueva regla deben convencer al funcionario consular de que cumplen con los requisitos de atención médica.  No está claro si el Departamento de Estado de EE.UU. establecerá estándares basados ​​en la proclamación.

Para cumplir con la regla, los solicitantes deberán demostrar (a) que estarán cubiertos por una póliza de seguro de salud aprobada dentro de los 30 días posteriores a su ingreso a los Estados Unidos, o (b) que tengan suficiente dinero para pagar “gastos médicos razonablemente previsibles”.

La proclamación enumera una variedad de planes de atención médica que calificarían, que incluyen:

  • un plan patrocinado por el empleador
  • el plan de un miembro de la familia
  • un plan sin subsidio del mercado individual
  • un plan a corto plazo que sea efectiva por al menos 364 días
  • un plan catastrófico
  • un plan ofrecido por las Fuerzas Armadas de EE.UU.
  • un plan bajo el Programa Medicare
  • cualquier otro plan que brinde “cobertura adecuada” según lo determinen los funcionarios estadounidenses

Tendremos que esperar y ver cómo los consulados de EE.UU. manejan esta nueva regla, a partir del 3 de noviembre de 2019.

Publicado en Proceso Consular.