Tribunal Federal Decide que la Administración Trump Puede Poner Fin al Estatus de Protección Temporal (TPS)

El 14 de septiembre de 2020, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos decidió que la Administración Trump está dentro de su autoridad para poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS) para cientos de miles de inmigrantes en los Estados Unidos.  Una copia de la decisión está aquí.  Esta decisión afecta a ciudadanos de El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

TPS es una forma de ayuda otorgada a inmigrantes en los Estados Unidos que son ciudadanos de ciertos países que el Departamento de Seguridad Nacional ha considerado incapaces de manejar el regreso de sus ciudadanos de manera adecuada debido a desastres naturales, conflictos armados u otras condiciones extraordinarias.  TPS le permite al beneficiario vivir y trabajar con autorización en los Estados Unidos y sin temor a ser deportado.  Una aplicación aprobada de TPS también debe renovarse durante períodos designados.

Según National Public Radio, “La administración Trump canceló las designaciones de TPS de El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán en 2017 y 2018. (Luego terminó el TPS para Honduras y Nepal, y un caso separado presentado el año pasado por ciudadanos de esos países está pendiente).”

Varios beneficiarios de TPS presentaron una demanda en un tribunal federal impugnando la decisión de la Administración Trump.  Un tribunal de distrito había emitido una orden judicial preliminar, evitando la terminación del programa TPS, pero la decisión de esta semana termina la orden judicial, permitiendo que los inmigrantes de los países afectados estén sujetos a deportación el próximo año.

Según el New York Times, “la Administración Trump ha argumentado que las condiciones de emergencia que existían cuando se invitó a la gente a venir a Estados Unidos (terremotos, huracanes, guerra civil) habían ocurrido hace mucho tiempo.”

Sin embargo, la mayoría de los beneficiarios de TPS han estado viviendo en los Estados Unidos durante una década o más.  Los demandantes en este caso argumentaron que la decisión de la Administración Trump de poner fin al TPS fue impulsada por la “animadversión hacia los ‘inmigrantes no blancos ni europeos.’”

Los demandantes en este caso planean apelar la decisión del Noveno Circuito.  Los defensores de los inmigrantes han criticado esta decisión, que potencialmente expondrá a muchas personas con TPS a ser expulsadas de los Estados Unidos, donde han establecido lazos familiares, económicos y sociales.

A medida que la Administración Trump continúa su esfuerzo por poner fin a la inmigración legal a los Estados Unidos, su decisión de poner fin al Estatus de Protección Temporal es otra medida que causará graves consecuencias para más de 400,000 inmigrantes en los Estados Unidos.

 

Publicado en TPS Estatus de Protección Temporal.